Ganar a la alza o a la baja (Largos y Cortos) II




En la primera parte de este artículo comenté la psicología y origen de los términos de las posiciones de cortos y largos. En esta segunda parte detallaré cómo es posible ganar en un mercado a la alza con una posición en largo y como ganar con un corto en un mercado a la baja

El comprender como ganar en un largo resulta bastante simple ya que esto funciona de modo muy similar a un negocio, se compra algo que puede ser procesado o no para posteriormente venderlo a un precio más alto. En el caso de una acción compramos una acción y esperamos un periodo de tiempo para que su valor se aprecie y finalmente la vendemos para obtener nuestra ganancia.

Supongamos que compramos hoy 1,000 acciones de América Móvil a un precio de $16.10 y dejamos pasar un mes. Al final de este mes si el precio llega a $20.4 y decidimos vender habremos tenido una apreciación de la acción de $4.3 pesos. Multiplicando este incremento por 1,000 acciones tendremos una ganancia de $4,300 pesos, naturalmente si la acción bajo de precio entonces la diferencia negativa por 1,000 acciones nos dará la cantidad que se perdió al momento de la venta

Sin embargo puede ser que determinemos que América Móvil se encuentre en una tendencia bajista a partir del precio que nos muestra hoy y lo esperado es que baje de precio a un nivel de digamos 10 pesos (por ahora consideremos que sabemos usar las herramientas para analizar esta acción y para determinar esta posibilidad)

En este escenario comprar no es una opción ya que estaríamos perdiendo $6.10 pesos, ¿Qué podemos hacer en este caso?

Pues bien la solución es realizar una operación llamada "venta en corto", antes de entrar en detalles de cómo funciona esto, digamos que vendemos en corto a $16.10 pesos 1,000 acciones y pasado un mes nuestra acción llega a un precio de $10 pesos, en este momento solicitamos a nuestra casa de bolsa cubrir el corto a $10 pesos y con esto inmediatamente se nos acreditan $6,100 a nuestra cuenta.

Venta en Corto

En este punto quizá ya te estés preguntando cómo es posible esta magia, pero con un ejemplo muy simple podremos entender esta operación de cortos. Supongamos esta situación hipotética, cuando fuimos adolescentes nuestro papá nos presto el automóvil para andar con el varios días. Supongamos (para evitar problemas y cuestionamientos de él) que no viviéramos ya en casa de nuestros padres así que no estarían enterados del uso que le damos al auto día a día, así siempre y cuando al final de un tiempo devolvamos el auto no estaríamos metidos en ningún lio con nuestro padre.

Nosotros en nuestro afán de comerciantes osados decidimos vender el carro (que nos prestaron), a un precio de $50,000 pesos, así tendríamos en nuestro bolsillo $50,000 pesos de esta venta pero con la obligación de regresar el carro en un determinado periodo de tiempo. Supongamos que por alguna razón (quizá conocemos a alguien que trabaja en la planta de estos autos) sabemos que este modelo de auto presenta un problema de diseño que no se ha dado a conocer ampliamente al público, pero que pasadas unas semanas se publica en revistas de autos y el precio en el mercado de este auto cae de precio debido a este defecto de fabricación

El precio ahora en el mercado de este automóvil es de $30,000 pesos, con este nuevo precio y teniendo que regresar el auto pronto a nuestro papá recompramos el auto nuevamente (quizá al mismo que se lo vendimos, aunque para el ejemplo en general daría lo mismo cualquier otro carro idéntico), de este modo devolveríamos el auto sin tener ningún problema con papá y tendríamos $20,000 pesos de ganancia además

Es precisamente algo similar lo que hace la casa de bolsa cuando nos permite vender en corto acciones, alguien en el mercado nos presta las acciones que vamos a vender y efectivamente las vendemos al precio de mercado, posteriormente cuando la acción baja, procedemos a comprarlas a un precio más barato para devolverlas (lo que se llama cubrir el corto) y ganamos la diferencia entre ambas operaciones (este proceso completo de préstamo, venta, recompra y devolverlas se da de forma transparente, nosotros solo vemos aparecer el precio a que vendimos en corto el número de acciones que solicitamos y vemos la indicación de posición en corto, igualmente cuado cerramos o "cubrimos" el corto también el proceso de devolucion de las acciones es transaparente a nosostros)

Ahora la parte negativa de esto, las casas de bolsas están dispuestas a prestarnos gustosamente estas acciones pero a un precio, además de la comisión (que suele ser un porcentaje de la operación) algunas casas de bolsa cobran un pequeño interés adicional por prestarnos estas acciones, así que esto es un "costo" adicional que debemos considerar en el trade, por ejemplo el que nos presten 1,000 acciones puede tener una comisión quizá de 0.1% semanal sobre el precio de mercado mientras esté "abierto el corto", así que para que nuestro trade sea "rentable" debe prever cubrir estos gastos de las ganancias obtenidas

Finalmente un tema muy importante es que si solicitamos un corto debemos tener al menos un equivalente a la cantidad del corto (colateral o garantía) para pagar las acciones en caso de que subieran en vez de bajar. Supongamos que en el ejemplo del auto después de venderlo la revista publicara en lugar de un defecto, que este modelo es un ejemplar de colección y ahora costara $60,000 pesos en el mercado, estaríamos en graves problemas ya que ahora necesitamos $10,000 pesos adicionales a los $50,000 que tenemos para recuperar el auto.

Por esta razón las casas de bolsa piden dinero adicional en tu cuenta para comenzar un corto, depende de la casa de Bolsa pero esta cantidad es por lo general al menos una cantidad equivalente al corto que abres, es decir si nuestro corto costó como en el ejemplo de América Móvil fué de $16,100 pesos ($16.1 x 1000), entonces deberás tener al menos otros $16,100 pesos para poder iniciarlo.

Llamada de Margen

Finalmente dependiendo de la casa de bolsa, si el precio de la acción en lugar de bajar en el corto, sube digamos un porcentaje importante, digamos algo como el 30%, la casa de bolsa no corre el riesgo de que el mercado suba aún más y no puedas pagar las acciones que tienes que devolver con el efectivo que tienes en la cuenta, te hará lo que se le conoce como una llamada de margen y te pedirá que restablezcas la proporción de dinero para que nuevamente estés respaldando el precio actual de esas acciones con la misma cantidad de efectivo, si no lo haces la casa de bolsa puede cerrar inmediatamente tu corto al precio que se encuentre en ese momento en mercado.

Todo esto no pasa en un largo, simplemente compras y vendes cuando el precio sube (o cuando baja hasta tu nivel de riesgo), no necesitas colateral, ni pagar interés más que la comisión de entrada y salida, tampoco te llamaran para depositar más fondos, por lo cual comprenderás que operar en corto requiere un nivel mayor de experiencia en control de gastos y riesgos, por lo que en caso de que seas un inversionista principiante no es muy recomendable que comiences a operar inmediatamente con cortos hasta que al menos ganes algo experiencia en varios largos

Conclusión

Como puedes darte cuenta el mercado ofrece muchas alternativas para invertir de acuerdo a lo que el mercado está haciendo, es tu tarea analizar al mercado y seleccionar la posición que más te convenga o esperar en efectivo si no hay tendencia alcista o bajista pero este será tema de otro artículo donde hablaremos de los tipos de tendencias así como las consolidaciones