El Efecto del Apego en el Trading (y la vida)




En muchas filosofías provenientes de oriente que se han puesto de moda recientemente hemos oido hablar mucho sobre el "apego" tanto a las personas como a las cosas. En general se discute como puede tener un efecto negativo en algunas situaciones y el Trading no es la excepción, comprende por que este efecto tan propio del ser humano puede perjudicar en el Trading

Dicen que para poder tener un gran éxito en cualquier empresa debemos ser diferentes en lo que la mayoría de las personas hacen, sin embargo no solo basta con ser diferente en una manera "cómoda" sino lo que realmente funciona mejor es ser diferente en una manera que sea "incómoda" para quien realiza el esfuerzo. Así oímos de empresarios que trabajan horas extras mayores a las de un empleado normal al inicio, realizan sacrificios económicos y personales con respecto a lo que puede ser un empleo seguro y se embarcan en actividades por las cuales serán criticados, o generarán sonrisas o escepticismo 

Pero ¿Por qué renunciar al apego puede ser una situación incómoda? Pues resulta que el apego es uno de esos comportamientos que muchas personas -incluyendome claro- tratamos de defender a toda costa en muchos aspectos en nuestra vida y al cual no queremos renunciar y ¿Porqué no? si lo que tenemos lo hemos obtenido con grandes esfuerzos y trabajo, mi empleo, mi auto, mi casa, mi pareja, mis ahorros y así la lista puede seguir y seguir para todas las cosas que consideramos importantes para nosotros y no renunciaremos fácilmente a esto incluso aunque vaya contra toda lógica

 

El apego en el ser humano

 

Resulta que el apego como muchos otros de nuestros comportamientos es resultado de la evolución del ser humano desde que comenzó a existir este en la tierra. Como sabemos en épocas en que los seres humanos eran todavía nómadas no tenían un sitio fijo donde establecerse. Muchos de los alimentos y refugios eran muy fugaces en el sentido que podían estar un día si y otro no. Naturalmente en estos tiempos de la evolución, era sumamente importante que cualquier posesión que se tuviera fuera defendida como cuestión de vida o muerte (que en realidad era así).

Cuando el ser humano se hacía de algún alimento, refugio o compañero(a), su supervivencia dependía principalmente de cuanto mantuviera estas posesiones a pesar de cualquier cosa.

Sin embargo hoy en día la situación es muy distinta y difícilmente es un factor de vida o muerte el apego a ciertas cosas y las situaciones se han vuelto más complicadas al grado que en ocasiones este apego nos empuja a tomar decisiones ilógicas en lo que respecta a nuestra vida personal o bien nuestras decisiones financieras.

Apego

Richard Thaler un economista famoso por estudiar finanzas conductuales tomó el siguiente ejemplo como demostración del efecto exagerado de este apego a las cosas. En la situación que el mostraba, un profesor que tuvo y que era coleccionista de vinos tenia una botella en su posesión, la cual de acuerdo a la historia no vendería nunca por menos de $100 dólares. Sin embargo cuando fué a comprar la botella a la tienda el solamente pagó $35 dólares por ella, y de hecho el precio en el mercado seguía siendo el mismo, $35 dólares, los cuáles -este profesor- afirmaba, sería los más que pagaría si el tuviera que comprar otra botella. Richard notó naturalmente que la brecha entre el precio de la botella real en el mercado, y el precio por el cual vendería la botella este profesor era demasiado grande, sin embargo a este profesor le parecía algo muy normal, el hecho de poseer esta botella de vino especial le daba a el un valor superior al momento de que alguien intentara comprársela por el simple hecho de que esta era propiedad del profesor.

 Richard Thaler encontró muchos ejemplos más de lo que él llamó el efecto de posesión o "apego", especialmente para aquellos bienes que no se comercian de manera regular. Por ejemplo imagínese que tiene un boleto de un concierto y este le costó $200 dólares, siendo un ávido fan hubiera estado dispuesto a pagar hasta $500. Ahora que tiene su boleto y que estos están agotados sabe por Internet que los fans desesperados están dispuestos a pagar hasta $3,000 por un boleto. ¿Lo vendería? Si es como la mayoría de los fans leales al grupo no lo vendería y si lo hiciera su precio mínimo sería seguramente $3,000 dólares, sin embargo su máximo precio a pagar sería $500. Este es un ejemplo de apego a su boleto dándole mayor precio pero menor valor al mismo boleto exactamente que se vende en el mercado y todavía no es suyo

Resulta que el hecho de poseer un bien causa este efecto de apego y la tendencia a sobrevalorarlo al intentar renunciar a el, tal como la resistencia que puede ser vista en los bebés que se aferran ferozmente a un juguete y los cuales muestran gran agitación cuando este se les quita. La aversión a la pérdida es algo construido en nuestro sistema de reacción automática

 

Piensa como un Trader (pero experimentado)

 

¿Cómo afecta esto a un Trader/Inversionista que apenas comienza? (voy a permitirme incluir a nuestros primos cercanos los inversionistas en este ejemplo por que también son víctimas de esta reacción automática del apego)

Veamos esta primera situación:

El Trader/Inversionista compra una accion a un precio de $60, la acción comienza a subir lo que causa gran alegria a su comprador, sin embargo despues de unos días la acción comienza a caer por debajo del precio de $60, llegando a un precio de $55, en este punto es muy común que el Trader se niegue a vender la acción ya que el considera que la acción tienen un precio superior para el (al menos en su mente). Días después la acción continua bajando de precio hasta $45, y aunque el Trader sabe que ya esta experimentando una pérdida del 25%, no aplica su salida de riesgo de perdida (Stop-Loss) y en su interior considera que la acción vale mucho más de lo que vale hoy y esta seguro de no querer venderla al menos al precio que la compró sino es que aún más cara. Lo curioso con esta situación es que si el Trader no tuviera la acción, seguramente no la compraría a un precio mayor que lo que el mercado nos dice hoy: $45 (tal como en la historia de la botella de vino del profesor de Thaler)

Este es un claro ejemplo del efecto de posesión o apego a un bien adquirido y donde no estamos dispuestos a renunciar a este por un valor menor del que nuestra mente le da. Otro aspecto curioso es que si al momento de la primera baja vemos otra acción que esta creciendo en precio con muchas mejores posibilidades, seria más lógico vender la primer acción y comprar la segunda la cual representa una mejor oportunidad, sin embargo el efecto del apego hará muy dificil para un Trader e incluso Inversionista darse cuenta que las condiciones han cambiado en la acción que inicialmente compró y comprar ahora la segunda acción, en este caso el efecto de apego ciega al Trader o Inversionista (como comentario  esto no quiere decir que las acciones que bajan por alguna razón no pueden volver a subir, lo que es grave es que el Trader/Inversionista se niegue a ver las razones reales por las que bajo cuando estas SI existen solo por su apego a la acción)

Piensa como Trader

Segunda situación:

El Trader abre su cuenta con unos ahorros importantes y que ha logrado con gran sacrificio reunir para comenzar a dedicarse al Trading, esta listo para comenzar a hacer su primer Trade, coloca su posición y espera a que la acción llegue a su precio objetivo. Desafortunadamente este primer Trade es perdedor, y el Trader cumple en esta ocasión su Stop-Loss, sin embargo no puede dejar de sentirse mal por el hecho de haber perdido "algo" de ese dinero en su cuenta, sabe que algunos Trades serán perdedores en ocasiones pero experimenta un dolor al perder su preciado capital (aunque sea pequeño). Ahora esta decidido a "recuperar" este dinero así que explora intensamente el Mercado en busca de oportunidades, no encuentra nada, sin embargo se esfuerza nuevamente (esta decidido a recuperar este capital perdido) y finalmente encuentra lo que considera son un par de oportunidades para poner nuevamente un par de Trades. Sin embargo ahora observa como después de poner ese par de Trades estos con mayor facilidad llegan a su pérdida (Stop-Loss), dolorosamente vuelve a cerrarlos. ¿Qué sucedio? En esta ocasión el efecto de apego al Capital perdido fue tan doloroso que el Trader "forzó" entrar a un par de Trades bastante malos (lo cual no vió debido a su obsesión de recuperar o no perder este dinero)

Tercera situación:

Después de haber perdido en un par de ocasiones capital (a pesar de ser no muy grande) el Trader comienza a cuestionarse sobre su método, comienza a cambiar de método constantemente, empieza a estudiar más los mercados, cada vez que se equivoca intenta colocar inmediatamente un Trade para recuperar rápidamente ese dinero perdido, en algunas ocasiones hace Trades con el doble de dinero, no respeta el stop semanal o mensual, comienza a caer en una espiral de desorden entre más dinero va perdiendo en cada Trade...

 ...Bueno captan la idea ¿Correcto?

 Este es el efecto de apego que nos vuelve irracionales para las finanzas, malos negocios que ya empezamos, malas relaciones, etc. etc.

Aqui es donde solo la práctica y repetición del hábito de vencer al apego generará nuevas costumbres que nos ayudarán poco a poco, no podemos eliminar este mecanismo automático de la noche a la mañana, tenemos que repetir el proceso de elegir cada Trade como si fuera el primero, sin pensar en el anterior (haya sido bueno o malo). Cada oportunidad debe evaluarse de manera objetiva preguntate, ¿Si este fuera mi primer Trade del mes (semana, trimestre, año) sin aún ningúna pérdida ni ganancia, lo tomaría?

Esta es la parte complicada del Trading (no el Análisis Técnico, ni encontrar niveles. etc. etc.), PENSAR como un Trader experimentado, por que aún cuando perdamos un poco de dinero en una operación, un buen comerciante sabe que debe rápidamente retirarse de ese negocio y poner el dinero en una mejor oportunidad, no tiene que generar ningún apego a ningúna compra que realiza y cuando le de la ganancia esperada, vender y usar el dinero para una nueva oportunidad, cuando pierda hasta el límite determinado no mantenerse esperando que el negocio se recupere.

Así que la siguiente vez que te encuentres en una operación perdedora ( o en una situación en tu vida que sea mala), combate el primer impulso de mantenerte por más tiempo esperando que todo mejore y trata de pensar objetivamente si la situación realmente mejorará (¿Qué harías si no estuvieras ya en el Trade, lo comprarias en este nivel mucho peor?), esto te salvará de sufrir daños financieros (así como emocionales) más a menudo, la pregunta final es  ¿Eres capaz de mantenerte en el lado de la "incomodidad" para tener éxito?